1927: Nace el Charleston

Por motivos económicos, ¡también entonces!, el OLIMPIA se disolvió y un año después, en 1927, en una reunión de amigos que paseaban por la acera del Ayuntamiento  y en la que participaban jugadores del OLIMPIA, junto con otros jóvenes laredanos, se llegó a la conclusión de que no era necesario disponer de fondos para divertirse con el deporte que a todos les gustaba y que  el objetivo era pasarlo bien y demostrar que no se defraudaría a la afición laredana, ya que lo único que se necesitaba era contar con un número de hinchas, que acompañaran en los desplazamientos, pues ilusión sobraba.

Se formó el equipo y la Directiva. Hubo que formalizar la situación y federarlo para ingresar en la regional, así como buscar un nombre para bautizarlo. JOSÉ LUIS ULACIA propuso que se llamara CHARLESTON, nombre que a su entender, y relacionándolo con el baile  que entonces era la moda y hacía furor, daba sensación de alegría y juventud. Fue aceptado por unanimidad, siendo el siguiente capítulo la elección de colores para el equipaje. Habían de ser brillantes y alegres decidiéndose de común acuerdo que el rojo y blanco eran los adecuados. Florencio López se encargó de buscar las telas y su esposa, costurera, de confeccionar las primitivas camisas.

Las reglas iniciales y que no se discutieron, eran el que no hubiera política y sí entrega total a los colores que representaban a Laredo en el fútbol. El que valía pasaba a ser del equipo y no habría favoritismos. Siempre estar dispuestos a celebrar cuantos partidos amistosos se les solicitara y no cobrar ninguna cantidad por ellos, salvo los desplazamientos y verbenas de agasajo.

La historia del CHARLESTON empezó a forjarse en el Regional de Cantabria con equipos como el Tolosa de Santander, el Barreda, el Castro y el Santoña. Sobresalían los Santoña-Laredo, verdaderos derbys de rivalidad, que tantos amigos hicieron y alguna que otra cicatriz.

 

Comparte:

FacebookTwitterGoogle