Llegada del fútbol a Laredo

Parece ser que las primeras patadas que en nuestra Villa se dieron a un balón con el que se jugaba a un deporte nuevo procedente de Inglaterra, y al que se llamaba fútbol, sucedieron a principios de siglo y la moda la propagaron, los hijos en edad de correr tras la badana, de las familias que acudían en verano a disfrutar de nuestra playa y a tomar los baños de mar. Los primeros partidos serían seguramente un alocado correr tras el esférico, entre los veraneantes y los menos duchos laredanos de entonces, hasta que el tiempo, que todo lo pule, mejoró la técnica de unos y otros, y los desafíos entre forasteros y locales, siempre en verano, hacían las delicias de los aún escasos aficionados a tan novedoso juego.

Comparte:

FacebookTwitterGoogle